Escenario

El Böhâmia Quartett en Santa Fe

En un concepto de idea restropectiva Héctor Böhâmia Wültrich, régie / coreógrafo, regresa a la Argentina para llegar a al Teatro Municipal Primero de Mayo.

Domingo 25 de Agosto de 2019

En un concepto de idea restropectiva Héctor Böhâmia Wültrich, régie / coreógrafo, regresa a la Argentina para llegar a al Teatro Municipal Primero de Mayo de Santa Fe. Será el próximo viernes 6 de septiembre en el marco del Live on tour 2019 por toda América con su Böhâmia Danse Quartett trayendo parte de su extensa producción escénica que a lo largo de los 35 años de trabajo y que ya mostró a los cuatro cantos del planeta.

Sobre el Böhâmia Danse Quartett

Desde sus inicios en la primavera berlinesa de 1997 tuvo la intervención de intérpretes de países como Argentina, Alemania, Brasil, España, Hungria, Portugal, Irán, Japón, Polonia, Marruecos, Turquía y Senegal. A partir del año 2000 se integra a Szene Zwanzing como idea itinerante en la creación de obras multidisciplinarias con participación en festivales como Cervantino de Guanajuato, Avignon, Istanbul, La Habana, Taiwan, Jerusalén, Triennale de Rühr, Frankfurter Buschemesse, Spoleto, Burjassot y teatros de la talle del National de Beijing, Benaroya Hall, Colón de Buenos Aires, Palácio Bellas Artes del DF mexicano, Capitole de Toulouse, Arriaga de Bilbao, HNK de Zagreb, al Reina Sofia de Valencia entre otros.

LA MAYOR EXPRESIÓN DE LA DANZA LLEGA A SANTA FE

Es tan difícil que Héctor Böhâmia Wültrich contenga la risa cuando describe su propia obra como la furia que lo atraviesa frente a la banalidad del mercado del arte de la danza. O frente a las pérdidas. Estos extremos los resuelve en sus obras tan amorosas como cruel, que lo ubican como uno de los más sobresalientes artistas argentinos de su generación.

Live on tour 2019/20 incluye piezas suyas en una mirada revisitadas para su Quartett que llega después de 10 años nuevamente por América. Probablemente Böhâmia Wültrich sea el artista de la danza de la generación de los 90 de Argentina con mayor expansión internacional por su notable rol de régie y creador múltiple para danza, ópera y cine quién siempre transgredió la sacralidad de las instituciones con su arte de fuerte carga expresiva y rompiendo el discurso tradicional de la mise en scéne. No se trata de una agresión, más bien de una advertencia, una invocación a despabilarse.

Allí no se ven pasos combinados anodinos ni tranquilizadores, tampoco movimientos geométricos, esos que tantas veces ha dicho detestar. Percussion es algo así como una zanja entre la arena, literalmente, a la que Héctor Böhâmia Wültrich le puso cuerpo y palabras. La zanja/duna es ese lugar/pozo donde suceden entierros, es ese espacio ranura por donde corre el agua que sobra, es un agujero misterioso donde se pierde la vida y donde van a dar, como en una trampa, los seres vivos luego de un tropezón fatal, para nunca más salir de allí.

Todos estos significados de su instalación coreográfica legan de la inspiración sonora de percusiones provenientes del folklore oriental, electroacústica, eruditas y del siglo XX e intervenidas escénicamente entre cientos de metros de sogas, vestuarios y dos gigantes pantallas circulares que lo conectaron, según cuenta, con un sentimiento / percepción de que en esas dunas de arena estaba vinculado la vida y la muerte, comienzo y final, a las desapariciones.

En toda la obra se lee el destino de una generación nacida entre los ’70 y los ’80 que fue atravesada por la muerte joven de sus pares, engullida en la arena dictatorial, de los excesos atolondrados. Generación que luchó pero a la que la vida también le pasó facturas. Héctor Böhâmia Wültrich está vivo para contar de distintas maneras, con la madurez que sigue machacando la historia de los bordes, de los desposeídos, en la ciudad o en el chaco boliviano pero con ideas diseñadas aún en sus miserias.

Sobre su Director / Héctor Böhâmia Wültrich

En su adolescencia se transfiere a New York ingresando en calidad de becario a la Juilliard School Dance of Music e iniciando así un profundo trabajo sobre composición coreográfica, técnica de repertorio de ballet académico y música contemporánea enfocándose -particularmente- en compositores del siglo XX como Luigi Nono, Iannis Xenakis y Karlheinz Stockhausen. Tiempo después se acerca a la dirección escénica en el Berliner Ensemble especializándose en estéticas de referencias expresionistas. A mediados de 1980 se radica en Frankfurt e inicia un trabajo-laboratorio en Wuppertal junto a la coreógrafa Pina Bausch en el Tanztheater desde su mirada particular e insights lo que le permitió construir un original como personal estilo que lo identifican hasta hoy. En su rol de regisseur - coreógrafo realizó montajes y puestas como Der Kaukasische Kreidekreis de Bertolt Brecht, Streichtquartett NR4 de Giacinco Scelsi, Quatuor por fin du Temps de Olivier Messiaen, Für Paul Dessau de Luigi Nono, 90+ de Elliott Carter, Woyzeck de Georg Bchner y Der Gelehrte Wu de Bertolt Brecht.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario