Escenario
Lunes 30 de Octubre de 2017

En medio del escándalo de Kevin Spacey, termina "House of Cards"

Según la firma, la decisión estaba tomada hace meses

Netflix anunció este lunes que la próxima temporada de su serie House of Cards, la sexta, será la última. Sus directivos afirman que la decisión estaba tomada desde hace meses, pero el anuncio coincide con las revelaciones del actor Anthony Rapp, que ha denunciado que cuando tenía 14 años la estrella de la serie, Kevin Spacey, trató de seducirlo.

Según la revista Variety, la sexta y última temporada de la serie protagonizada por Spacey y Robin Wright ya está en producción y sus 13 capítulos saldrán al aire el año que viene. Netflix defiende que la cancelación no tiene que ver con el escándalo que rodea a Spacey.

No obstante, Netflix y Media Rights Capital, productora del show, aseguraron poco después en un comunicado, recogido por medios estadounidenses, que están "profundamente preocupados" por las acusaciones contra Spacey. "En respuesta a las revelaciones conocidas anoche, los ejecutivos de las dos compañías llegaron esta tarde a Baltimore (donde se rueda la serie) para encontrarse con nuestro reparto y equipo para asegurar que se continúan sintiendo seguros y apoyados. Como estaba planeado previamente, Kevin Spacey no está trabajando en el set en estos momentos", añadió la nota.

House of Cards ganó el Emmy a la mejor serie dramática y fue uno de los primeros productos estrella de Netflix. En la serie, Spacey encarna al presidente de Estados Unidos -y experto manipulador- Frank Underwood, mientras que Robin Wright se pone en la piel de la primera dama Claire Underwood. El pasado fin de semana, Rapp, parte del elenco del nuevo spin off de Star Trek, reveló en una entrevista que Spacey trató de seducirlo cuando tenía solo 14 años.

Spacey, ganador del Óscar por Sospechosos habituales y American Beauty reaccionó diciendo que no recordaba el encuentro, pero que seguro ocurrió mientras estaba borracho y ha ofrecido una disculpa. Al mismo tiempo, Spacey ha salido del armario diciendo que en este momento de su vida es gay. La manera en la que lo ha hecho le ha acarreado muchas críticas de otros actores y de asociaciones en defensa de los derechos LGTB.