Cuando empezó a salir al aire "Ojos que no ven" hubo una cantidad de casos que fueron denunciados por estar "armados". La producción del programa de Andrea Politti aclaró de inmediato que ellos no podía chequear si efectivamente existía un acuerdo entre las partes pero que garantizaban la honestidad del envío en cuanto a la selección de figuras.

Pero, lo que pasó el lunes 9 de abril sale del folclore televisivo y roza un delito. Durante la emisión del programa, un participante fue denunciado en redes sociales por presunto abuso. De más está decir que la producción del envío no puede pedir un prontuario penal o revisar la vida privada de todos los que pasan por pantalla, por lo que nadie le echó la culpa ni a la productora ni a la conductora.

Sin embargo, no es menor lo que sucedió en otra plataforma como las redes sociales. El programa fue tendencia porque muchos usuarios reconocieron al participante de nombre falso en pantalla que se hizo llamar James.

Esta persona - según los propios usuarios - posee algunas denuncias por abuso en la escuela por haber atacado a excompañeras.

Lo cierto es que el tema aún no superó las redes sociales y quedó en esa instancia que por el momento no fue aclarada.