Karina Jelinek se cansó del frío en el hemisferio sur y se fue Ibiza, desde donde postea envidiables fotos en su perfil de Instagram.

La modelo compartió imágenes suyas saliendo de la piscina y derrochando belleza. Sus followers, más que agradecidos.