El regreso de Katy Perry y Orlando Bloom está más que confirmado y cada vez que tienen la ocasión muestran un acto de amor en público: ya sea a modo de atuendo (con un mono con la cara del actor estampada la hemos podido ver recientemente); con una foto de él en Instagram mientras viajaba sola a ver a Beyoncé a Coachella; o en concierto desvelando cómo llama a su novio en la intimidad.

Ahora, la pareja, junta, vuelve a sorprender. Se ha dejado ver en Roma paseando relajadamente.

Pero su presencia en la capital italiana no se debe solo a su gusto por hacer turismo entre monumentos sino por la participación de la cantante en un foro sobre medicina regenerativa organizado por el Pontificio Consejo para la Cultura, organismo vinculado al Vaticano.

Y ha sido en ese marco el que nos ha dejado una insólita instantánea: Katy Perry y Orlando Bloom saludando al Papa Francisco. Hay que decir, sin embargo, que el pontífice y la cantante han sido los protagonistas indiscutibles de la fotografía.

Él le ha sonreído efusivamente mientras ella, vestida discretísima totalmente de negro con un sombrero con redecilla, le ha cogido de la mano y le ha mirado con atención.

Lo que se habrán dicho es una incógnita, aunque seguramente no habrán hablado del último episodio que ha 'enfrentado' a la polémica cantante con la Iglesia: la disputa por un convento en Los Ángeles que acabó con una de las hermanas fallecidas en pleno juicio en el que se trataba de resolver el conflicto.

Fuente: www.revistavanityfair.es