El cantante es señalado como el autor del asesinato de Cristian Díaz, en el barrio Cardenal Samoré de Villa Lugano. El episodio ocurrió durante la madrugada del jueves 13.

Álvarez se dio a la fuga tras descartar el arma de fuego con la que disparó en la cabeza de la víctima. Luego fue visto en Ramos Mejía, en el boliche Pinar de Rocha, donde tocó Ulises Bueno.

El jueves iba a entregarse pero antes de hacerlo se bajó del auto en el que era trasladado por el padre de su novia, Agustina.

Finalmente, durante la mañana del viernes se entregó en la comisaría 52 de Lugano y confesó el crimen ante la prensa: "Estoy perfecto, estuve en la casa de unos amigos, creo que soy inocente", dijo Pity al bajar del vehículo.

"Yo fui el que disparé, no vengo a declarar, vengo a decir lo que pasó, la maté porque era él o yo, y cualquier animal hubiera hecho lo mismo", confesó el cantante.

Y puntualizó: "Él era un pibe que choreaba, no es un tema de drogas, no éramos amigos, sino lo mataba me iba a matar él"

En A24 se pusieron al aire las fotos de Pity junto a Cristian que datan de meses anteriores, por lo que se presume que había un vínculo más allá de negar la amistad.