Sin embargo, esta vez, lejos de los elogios que suele cosechar en Instagram (tiene más de 18 millones de seguidores) por su cuerpo trabajado y su sex appeal, la imagen que subió junto a su marido, Sebastian Bear-McClard, en las calles de Nueva York, llamó la atención por su extraña pose.

Ratajkowski aparece sentada en uno de los hidrantes contra incendio de las calles neoyorquinas, en una posición que no parece ser muy cómoda.

Mirá la foto acá: