Pity Alvarez confesó que cometió un homicidio. "Estoy perfecto, estuve en la casa de unos amigos", dijo a la prensa antes de entregarse.

"Fui el que disparó, vengo a contar lo que pasó", dijo.

Al explicar cómo sucedieron los hechos indicó: "Sí lo maté porque era entre él y yo, cualquier animal haría lo mismo, él era un pibe que choreaba, era él o yo, no éramos amigos, lo maté porque si no me iba a matar él".

• LEER MÁS: Encontraron el auto en el que escapó Pity Álvarez

Estas declaraciones, que no tienen valor legal porque fueron realizadas ante periodistas y no ante las autoridades judiciales, podrían adelantar la estrategia de su defensa: llevar el caso a un escenario de legítima defensa en medio de una pelea entre dos personas.

Con gorra de lana azul oscuro, lentes de sol blancos y una bolsa papel madera en sus manos, Álvarez llegó a la comisaría 52 de Villa Lugano acompañado por su abogado, donde se lo esperaba desde esta madrugada.

"No vengo a declarar, vengo a contar lo que pasó. Lo maté porque si no me iba a matar él, creo que soy inocente", insistió el rockero, según publica Infobae.