La standapera salteña Mar Tarres denunció que fue discriminada en un boliche de Mendoza por ser "gordita".

Según contó la humorista, ella y sus amigas fueron el jueves a la noche al local bailable y un guardia en la entrada le informó de muy mala manera que debían pagar una entrada de $250 cada una. "Con cara de orto nos informó que debíamos pagar, pensando que no teníamos ese dinero. Cuando nos acercamos a la boletería la chica de la caja nos informó que las mujeres entraban gratis".

Cuando las chicas volvieron a la entrada y le plantearon la situación al guardia, apareció otra persona que les pidió documentos, alegando que solo podían entrar personas de hasta 35 años de edad. "Las tres tenemos 30, por lo cual nos dimos cuenta de que el problema era nuestro peso. Menos mal que el límite no era 80 kilos, porque sino no entrábamos ni en pedo las tres gordas", contó la artista, tomándose la situación con humor.

Lo que se tomó muy en serio fue el mal trato recibido en la puerta y aseguró que hará una denuncia por discriminación. Pero antes realizó una transmisión en vivo por Facebook y el video ya tiene 255 mil reproducciones.

RatingCero.