Es sabido que Mercedes Sarrabayrouse, la única hija de Susana Giménez, es fanática de los juegos y las apuestas.

El lunes pasado, Mecha estuvo en el Hipódromo de Palermo jugando a las maquinitas y se llevó $126 mil de premio.

La rubia saltó la banca e invitó dos botellas de champagne para los otros apostadores, quienes pensaron que Mercedes iba a invitar una ronda más ampulosa, como suelen hacer los grandes ganadores.

Luego de agasajar a sus colegas, la empresaria inició el regreso a su casa con la gran suma de dinero que disfrutará con sus seres queridos.