La valentía de Morena Rial sorprendía a todo el mundo cuando hace poco más de un año, la hija se internaba para someterse a un bypass gástrico con el que ya perdió cuarenta quilos.

Medida que los cambios se ven reflejados en su cuerpo, la figura de la morocha mejora junto con los elogios de quienes la admiran por la difícil lucha emprendida, no sólo para verse mejor, sino, además, por cuestiones de salud.

Este jueves, Morena nos dio una muestra de su excelente estado de ánimo y publicó una foto en Instagram que recibió más de 14 mil "me gusta".

Pero además de la prueba contundente de su mejoría, la adolescente se ocupó de dejarle un mensaje a todos sus seguidores: "No seamos un cuento, seamos una historia. No seamos un tiempo, seamos una eternidad. No seamos un sueño, seamos una realidad", escribió Morena en la red social.