Natacha Jaitt se presentó hoy ante el juzgado en lo criminal número 45 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y con sangre sintética en su cuerpo llevó adelante una especie de protesta con la idea de concientizar a la Justicia por los casos de violencia de género y abuso.

El mensaje de Jaitt fue muy claro: "Esto es lo que va a pasar si ustedes no hacen nada".

Y es en consecuencia a la denuncia que ese juzgado investiga por violencia que la propia conductora le inició a su ex, Luis Mauro Monte.

El 17 de diciembre Natacha contó en las redes sociales que había ido a comprar cigarrillos y que su ex salió detrás de un árbol y le pegó una trompada.

Ante el hecho sucedido en diciembre pasado, Jaitt optó por concientizar de esta forma y lograr la atención de los medios para que la Justicia argentina avance más rápido.