Tras la separación, la relación de Poroto Cubero cayó rápidamente en picada y hoy, prácticamente, la modelo y el futbolista se encuentran en pie de guerra. Este miércoles, la rubia volvió a hablar del tema en Cortá por Lozano y se mostró sumamente compungida a raíz del pedregoso camino por el que está atravesando la ruptura, en medio de la medida cautelar que ella le puso a él y la separación de bienes.

"Yo a su casa no tengo libre acceso. No corresponde que él lo tenga en la mía, por una cuestión de privacidad... Él tiene llaves por las chiquitas. Puede entrar, sacar. Sobre todo, sacar cosas de la casa. Ese fue mi tope, ahí saturé", arrancó a contar Nicole.

En ese momento, Vero Lozano dio detalles de las quejas de la rubia: "Ella tiene esta angustia porque él sacó documentos y permisos de las chicas", explicó, mientras Neumann lloraba.

Pese al llanto, la modelo logró seguir hablando: "No quiero estar contando intimidades que no corresponden, pero todo el tiempo estoy amenazada por la amiguita (Ivana Figueiras) de él y por él, que sale a aportar algún dato de cosas que no corresponden, como lo de la empresa... No sé lo que están buscando".

Y continuó: "Tanto él, como mucha parte de la sociedad, castiga a la mujer porque se desenamora, deja de amar y elije la felicidad, separándose. Entonces, todo el señalamiento está puesto en mí. Y es horrible. Se me fue el amor. Separarse es una oportunidad de felicidad tanto para mí como para él. Y yo, al no estar enamorada, no puedo permanecer al lado de Fabián... Me hubiera parecido injusto quedarme al lado de él... No entiendo cuál es el señalamiento constante. Me cuestionan porque decidí separarme. Cuestionan si soy mala madre. ¡Basta! Son cosas que pasan. Se me acabó el amor. Decidí darle una oportunidad a él para que sea feliz y dármela a mí. Además, creo que es un buen ejemplo para mis hijas buscar la felicidad", añadió Nicky.

"Esto para mí no era romper la familia. Las veces que yo puede hablar con él le dije que no quería que seamos enemigos, que teníamos que seguir siendo una familia, porque yo voy a ser la madre de sus hijas toda la vida y él, el padre de mis hijas. Y hay que estar unidos, llevarnos bien por ellas. Tres años me llevó procesar el poder divorciarme. Dos años los procesé por dentro y un año entero más, que él ya lo sabía. Fue a conciencia de los dos", concluyó Nicole Neumann.

No te pierdas el video de esta nota!