Aunque hoy poca gente lo recuerde, la primera portada realmente importante de Sofía Zámolo fue compartida con Karina Jelinek para Gente; hoy, sin embargo, todas las noticias las acapara la rubia gracias a una imponente foto donde se la puede ver boca abajo, en ropa interior, sobre su cama.

En el mundo de las top model, aunque parezca reinar el glamour, la realidad tras bambalinas es realmente diferente: como demostró la feroz pelea entre Pampita y Nicole Neuman, las envidias, los celos y el rencor están a la orden del día.

El deseo de ocupar una posición predominante en un desfile, la necesidad de ser fotografiada al lado del diseñador, la astucia para acaparar tapas de revistas son detalles que muchas primeras figuras de las pasarelas consideran con la precisión de un alto matemático sabiendo que de ellas depende su carrera.

Curiosamente, Sofia Zámolo ha logrado brillar sin necesidad de recurrir a esos trucos, gracias a su belleza física, su simpatía y su capacidad para conectar de manera natural con el público, sin falsas poses.

Por eso no tuvo problemas, al compartir una foto donde se la puede ver, muy sexy, usando su computadora en su dormitorio, a hacer un comentario realmente muy pícaro: "Buen L͙U͙N͙E͙S͙ para tod@s‼️ Acá también se trabaja #mailsmailsmails ????????‍♀️No me dí cuenta de que me sacaban la Foto ????".

Mirá la foto acá: