Desde que regresó a las redes, la mediática Kim Kardashian no paró de llamar la atención en Instagram. Claro, si bien se había asustado por un asalto el año pasado en París y se había alejado de tanta exposición, sus 113 millones de seguidores son motivo -y negocio suficiente para no abandonar la red.

Fue así que la morocha compartió diversas fotos, varias de su llamativo y voluminoso trasero y hasta una luciendo un vestido transparente.

¿No será mucho?