No hace falta aclarar que Pablo Echarri es uno de los actores que bancó y banca la gestión del matrimonio Kirchner al frente del Poder Ejecutivo de nuestro país. Defiende ese modelo y comparte las mismas ideas de país. Siempre fue muy crítico con Mauricio Macri y cuando tiene una cámara expresa su postura.

Se podrá estar de acuerdo o no con su pensamiento pero es válido como el de cualquier persona que habita en nuestro país. Su condición de actor le da, quizá, la posibilidad de amplificar su relato, a diferencia de cualquier otro mortal que no tiene acceso a los medios de comunicación.

Echarri opinó hoy en "Involucrados" sobre los cuadernos que desataron la polémica la semana pasada tras una investigación del Diario La Nación. Recordemos que el mencionado medio tuvo acceso a documentos que daban cuenta de anotaciones del chofer Oscar Centeno (trabajó para Julio De Vido y Roberto Baratta) donde relató con la precisión de un cirujano todos los desvíos de plata para coimas pagadas por empresa al Ministerio de Planificación.

Sobre el tema, Pablo Echarri opinó: "Las garantías que deben mantenerse y respetarse y que esa investigación judicial llegue a buen puerto y no termine siendo una jugada meramente política para quitar del medio a una referente u opositora. Si eso es lo que primero se busca creo que sería un hecho que degradaría un poco más a nuestra golpeada democracia. Creo en Justicia ecuánime, justa, equitativa..."

Al ser consultado si considera que es equitativa la Justicia actual, Echarri dijo: "Eso es lo que está por verse, hay varios opositores a este gobierno que están presos sin que se hayan respetados las garantías. Eso le hace mal a la democracia. De todas formas quiero ir hacia adelante, ver cómo van sucediendo las cosas. La pobreza es cada vez más grande. Y de no tener el espacio lógico en los medios se pueden ir perpetrando una parte más dura para ciertos sectores de la sociedad".