El ex cantante de "Viejas Locas" e "Intoxicados", Cristian "Pity" Álvarez se entregó el viernes a la mañana en la comisaría 59 de Villa Lugano.

Dijo antes de entrar a la dependencia policial que él mató a Cristian Díaz porque "era él o yo" y que "cualquier animal hubiera hecho lo mismo".

En la madrugada del viernes, instantes después del fatal episodio, el músico estuvo en la disco Pinar de Rocha de Ramos Mejía con su novia. Allí tocaba casualmente Ulises Bueno.

Lo cierto es que el cantante pasó su primera noche en el pabellón psiquiátrico del penal de Ezeiza, donde quedó alojado por orden del juez Pablo Yadarola. Pity se había negado a declarar ese mismo viernes ante el magistrado.

El músico comparte pabellón con el ex secretario de Obras Públicas, José López, y con la falsa médica, Giselle Rímolo, detenidos en el mismo lugar. Álvarez pasó su primera noche en una celda de la unidad psiquiátrica.

Son momentos difícil para el cantante de rock que afronta una gravísima denuncia en su contra. Cristina, su madre, habló en los medios y se mostró muy preocupada por la situación de su hijo.