Joaquín Sabina tuvo que ser hospitalizado en Madrid por un problema circulatorio en una pierna. Por este motivo, el cantante de 69 años debió suspender un concierto que tenía previsto en La Coruña.

El artista ingresó en la Clínica Rúber Internacional con dolores en una pierna, "debido a un trombo (trombosis, un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo)", aunque su estado no es grave, según detallaron fuentes del entorno de Sabina.

El parte médico señala que ha sufrido una "trombosis venosa aguda" y que se le realizarán nuevas pruebas médicas el lunes.

Los doctores recomendaron diez días como mínimo de reposo, por lo que es probable que tenga que reprogramar más recitales.