Noelia Marzol terminó el desfile de modelos y, antes de cambiarse, se sacó una fotografía en la que se puede apreciar el diseño de la prenda y el lomazo de la rubia.

¿El resultado? ¡corazoncitos por doquier!