Disfrutando del sol y las playas de Ibiza junto a una amiga, Karina Jelinek volvió a ser víctima de un accidente hot con el que revolucionó a sus seguidores de Instagram.

La modelo, que suele cautivar con sus desnudos en las redes, esta vez quiso ser cuidadosa, pero la jugada le salió mal y terminó protagonizando un topless en un video.

Karina, con las lolas al aire, se estaba grabando junto a un amiga. Pero para que no se le vean los pezones, usó un emoji para taparse hasta que...¡se movió y dejó sus pechos a la vista!