Es que, como se sabe, la morocha ama a los perros y no oculta su amor, es más, lo pone a la vista de todos.

Mirá las fotos.