Después de haber dado a luz a cinco hijos (Valentino, Constantino, Benedicto, Francesca e Isabella), Wanda Nara recuperó la figura que tanto explotó en los medios de comunicación y le dio tapa de las principales revistas del país.

Alejada del mundo mediáctico en Argentina y trabajando a la par de su esposo, Mauro Icardi, a quien representa, la modelo se tomó unos días de descanso en Ibiza junto al delantero del Inter y sus hijos.

Wanda fue fotografiada al natural y relajada las playas españolas y sus fotos ya son furor en todos los medios del mundo.

Se la ve espléndida con su figura y divirtiéndose a carcajadas con Icardi, quien ya regresó a Italia para empezar con la pre temporada.