Economía
Martes 12 de Diciembre de 2017

Industriales pymes piden un dólar a $22

Tienen el "objetivo de que las pymes recuperen los US$ 2.500 millones que se perdieron por el atraso cambiario"

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, propuso hoy actualizar el tipo de cambio a 22 pesos por dólar, nivel con el que calculó que el sector podría recuperar 2.500 millones de dólares en exportaciones, informó la entidad.

"El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, propuso actualizar el tipo de cambio del dólar a $ 22 con el objetivo de que las pymes recuperen los US$ 2.500 millones que se perdieron por el atraso cambiario", indicó la entidad de reciente creación.

"Para evitar un impacto en la economía diaria de la población y para ayudar al Estado a recuperar poder fiscal a partir del equilibrio de la balanza comercial", Rosato pidió poner "en consideración del Gobierno medidas de consenso entre el sector público y el privado, un dólar para la exportación industrial, u otra medida que involucre el esfuerzo de todos los sectores".

Según el análisis que realizaron los departamentos técnicos de la entidad industrial, "las ventas al exterior de las pymes argentinas componen el 8% de las exportaciones totales, que en los últimos años pasaron de casi US$ 8.000 millones a poco menos de US$ 6.000 millones anuales, lo que significa una caída importante debido al factor multiplicador que el sector tiene en el empleo".

"Hoy las pymes, con el tipo de cambio actualizado y las medidas apropiadas, podrían estar exportando entre US$ 2.000 y US$ 2.500 millones más, lo que beneficiará al Estado porque generará una gran cantidad de divisas que entrarán al sistema financiero y reducirá el déficit de la balanza comercial", enfatizó Rosato.

El líder del IPA evitó dar una fórmula cerrada sino que confió en que el Gobierno pueda tomar la medida más adecuada para resolver una situación comercial que perjudica a las pymes, el empleo y a las arcas nacionales. Aunque dejó entrever algunas posibles salidas para evitar que la actualización del tipo de cambio perjudique a la economía diaria de los ciudadanos.

Como una de las medidas, propuso un "gran consenso nacional" entre el sector público y el privado para congelar precios del mercado interno por nueve meses y permitir la actualización del tipo de cambio actual.