La guerra a la distancia

Aliona es ucraniana y vive en Argentina: qué siente ante el ataque de Rusia a su país

Aliona Samsonova reside en Entre Ríos y señaló que la gente se asustó, pero los ataques de Rusia no son contra los civiles. Parte de su familia sigue en Ucrania

Viernes 25 de Febrero de 2022

En estos días en que las noticias sobre el conflicto bélico desatado entre Ucrania y Rusia proliferan, se ha despertado gran preocupación en la comunidad internacional, dado que circula información alarmante. Y de alguna forma repercute a miles de kilómetros, en la Argentina, donde habitan personas nativas de estos dos países, que están atentas a lo que va ocurriendo.

Una de ellas es Aliona Samsonova, que reside en Federación, Entre Ríos junto a su hija de 11 años. En esa ciudad llegó a instalarse también su mamá y Aliona se destaca como fotógrafa profesional. Carismática, se adaptó enseguida al país cuando emigró con su familia desde Mikolayiv, una localidad cercana al Mar Negro, a los 16 años. Vivió primero en Buenos Aires, varios años después en Puerto Madryn, y finalmente en Entre Ríos, hace poco más de una década, cuando nació su hija y buscaba un lugar más tranquilo para que creciera.

La Radio de UNO (88.7, La Red Paraná) se comunicó con ella para saber más de la situación que se vive del otro lado del mundo: “Tengo a toda mi familia allá, a mis abuelos, tíos, a mi papá. De casualidad a la madrugada entré a un canal de allá para ver las noticias, empezaron a publicar lo que estaba pasando y no lo podía creer, es una locura. Así que seguí mirando los canales de noticias que están las 24 horas y seguí mirando el Telegram. La gente se asustó porque empezaron a escuchar las primeras explosiones en diferentes ciudades grandes. Pero no están atacando a la población civil, sino los puntos estratégicos como los lugares donde se guardan armas y los aeropuertos, y cerraron las fronteras con Rusia”.

Por otra parte señaló que están todos “en shock”, dado que la población está acostumbrada a la tensión entre ambos países, pero no esperaban que la guerra finalmente se desate. “Ni siquiera prendieron las sirenas porque no entendían bien qué estaba pasando. El ataque grande fue en Borispol, Kiev, cerca del aeropuerto. Se veía que eran los propios militares ucranianos operando, no los rusos. Luego comenzó el ataque desde Bielorrusia”.

Sobre la situación que vive la población, señaló: “La gente primero estaba bien pero después empezaron a entrar en pánico, a vaciar los cajeros automáticos, en Kiev comenzaron a autoevacuarse y se generaron embotellamientos”.

Acerca de los motivos que la llevaron a dejar todo para iniciar una nueva vida, junto a sus padres y una hermana –luego nació otra hermana más en Buenos Aires–, contó a UNO que arribó al territorio argentino en 1995, cuatro años después de que Ucrania se emancipara de Rusia. “Hacía poco que se había separado Ucrania de la Unión Soviética. El país era un desastre en ese entonces, estaba fundido. Y Argentina tenía un convenio con Ucrania a partir del cual nosotros podíamos ingresar legalmente. Debíamos ir renovando la visa cada año, y a los tres años podíamos tener la residencia”, recordó.

También contó que llegó en diciembre de ese año y en marzo del siguiente empezó a ir a la escuela, donde pudo reunirse con un grupo de compatriotas en su misma situación que también habían emigrado, por lo que el desarraigo no fue tan impactante. Además, a su edad aprendió muy rápido el castellano, con la ayuda también de una profesora que después de clases le fue enseñando a su grupo el idioma.

Aliona conserva su nacionalidad original aunque tiene residencia en Argentina, mantiene el amor por su patria. En este marco, mencionó que una de sus hermanas regresó a Ucrania, y su papá también volvió después de varios años. “Cuando pude comunicarme con mi papá, él estaba tranquilo, ni siquiera se había enterado de lo que estaba pasando. No hay muchos militares en las calles, pero hay toque de queda. Nos están atacando, pero nos estamos defendiendo”, dijo, y enfatizó que “hay bajas desde el lado de los militares, no civiles. Hay que filtrar muy bien la información que está circulando.

Sobre la situación entre Rusia y Ucrania, comentó: “Es un tema del que se habla bastante ahora. Muchos preguntan, muchos quieren conocer de qué se trata, pero ni quienes viven allá saben. En 2014 fue cuando los rusos nos sacaron tres ciudades, pero a diferencia de ese año Ucrania no estaba preparada para una defensa”.

“Hoy el conflicto continúa. Hoy esas tres ciudades son rusas, y nos reclaman Crimea, que es una parte que siempre se consideró rusa y en eso no hubo enfrentamientos, ya que se votó y la gente decidió pasar a formar parte de Rusia, pero ahora quieren reforzar esa posición”, añadió.

El ataque comenzó contra objetivos militares

En la madrugada de ayer se reportaron varias explosiones en distintas ciudades ucranianas: Kiev, Odessa y Kharkiv. Apenas unos minutos después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció la “operación militar especial” del Ejército contra Ucrania para “desmilitarizarla y desnazificarla”.

Las tropas rusas habrían atacado desde la frontera con Bielorrusia y la península de Crimea, desde donde desplegaron ataques contra objetivos militares como objetos de la defensa antiaérea, aeródromos militares y la aviación de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Putin subrayó que las circunstancias exigen que Moscú actúe “con firmeza y de inmediato” y señaló que “las repúblicas populares de Donbás han solicitado la ayuda de Rusia”. Asimismo, subrayó que los planes de Rusia “no incluyen la ocupación de territorios ucranianos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario