Es una discusión que probablemente se haya producido en el seno de muchas familias. Cómo poner el papel higiénico, cómo colgarlo de la pared.

Inclusive Wikipedia se hizo eco de este debate internacional y tiene una página llamada "Toilet paper orientation" en donde hay dos posturas enfrentadas: argumentos pro "sobre" (porque reduce el riesgo de transferir gérmenes o es más fácil encontrar el final, se ve mejor), y pro "debajo" (tiene una apariencia más ordenada o supuestamente es más difícil para una mascota desenredar el rollo).

La solución al debate estaba al alcance de cualquiera desde el mismo día que se hizo oficial la función del papel.

La patente de 1891 del papel higiénico perforado (el actual con marcas para un corte más sencillo en el baño) ofrecía la respuesta oficial al debate. El inventor del papel higiénico perforado, Seth Wheeler, había ilustrado su nueva creación, con el papel subiendo por encima del rollo, como se muestra en la siguiente fotografía: