El planeta Tierra gira alrededor del Sol a una velocidad media de 107.280 kilómetros por hora. Gracias a ello, el globo terráqueo es capaz de girar alrededor del Sol, trazando una órbita elíptica de 93 millones de kilómetros por hora, en 365 días y cerca de seis horas. Unas seis horas que cada cuatro años se convierten en un día adicional, el 29 de febrero correspondiente al año bisiesto.

Sin embargo, el planeta no gira siempre a la misma velocidad. Entre el día en el que la Tierra está en su punto más lejano al Sol (un suceso conocido como el afelio) y la fecha en la que se sitúa más cerca respecto a nuestra estrella (perihelio), existe una variación, en lo que respecta a la velocidad orbital, de unos 7.000 kilómetros por hora.

Del perihelio al afelio

El pasado 3 de enero, la Tierra cumplía con el proceso del perihelio y la velocidad del planeta aumenta hasta los 110.700 kilómetros por hora, convirtiéndose así en el día en el que el planeta alcanza la mayor velocidad del año. Desde entonces ha ido perdiendo velocidad hasta este viernes, cuando la Tierra "tan solo" girará a 103.536 kilómetros por hora.

Desde el pasado 2 de julio, y hasta el próximo sábado, nuestro planeta se encuentra en su punto más lejano al Sol. Por lo tanto, la Tierra se encuentra en el proceso del afelio. Según ha dado a conocer Earth Sky, el momento exacto de mayor separación se producirá a las 19.46 hora peninsular, cuando el Sol y la Tierra se encontrarán a 152.095.566 kilómetros.

La Tierra, a velocidad mínima este viernes

Durante el perihelio, la Tierra y el Sol se encuentran a una distancia aproximada de 147 millones de kilómetros. Mientras tanto, durante el afelio, esta distancia se eleva hasta los 152 millones de kilómetros. Por lo tanto, existe una variación de hasta cinco millones de kilómetros entre ambos sucesos. Una mayor distancia que se traduce en una menor velocidad orbital de traslación, tal y como recoge la segunda ley de Kepler.

El astrónomo y matemático alemán llegó a la conclusión de que la línea que conecta a los planetas y al Sol abarca un área idéntica en el mismo lapso de tiempo. Por lo tanto, cuando los planetas están cerca del Sol en su órbita, se mueven más rápido que cuando se encuentran más lejos. Esto hace posible que entre el perihelio y el afelio exista una diferencia de hasta 7.000 kilómetros por hora.

http://cadenaser.com