El Gobierno oficializó el aumento de las jubilaciones que se aplicará desde este mes de septiembre, fijado en 8.637 pesos para los haberes mínimos y 63.277 pesos para los máximos. La decisión se formalizó a través de una resolución de la Ansés, publicada el miércoles pasado en el Boletín Oficial.

La Ansés también dispuso que las bases imponibles mínima y máxima serán de 3.004,25 pesos y 97.637,14 pesos, respectivamente, partir del período devengado septiembre de 2018. Asimismo, estableció el importe de la Prestación Básica Universal (PBU) y de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) también aplicable desde el mes que viene, en 4.080,51 pesos y 6.909,70 pesos, respectivamente.

El Poder Ejecutivo recordó que la suba de los haberes jubilatorios se calcula en un 70% por las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor elaborado por el Indec, y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). Esos aumentos se aplican en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año calendario.

Diario La Opinión.