El horóscopo para este martes 24 de julio:

ARIES

Pueden darse complicaciones en el trato con las relaciones laborales, ya que problemas que vienen de lejos tenderán a incidir más durante estos días en ellas.

TAURO

Mucho cuidado en el amor, ya que tenderá a forjarse excesivas esperanzas, que tal vez no sean muy realistas, e incluso podría llegar a sufrir algún tipo de engaño.

GÉMINIS

Riesgo de que se produzcan situaciones confusas con alguno de los suyos. De hecho, la complicada situación profesional de esta época podría repercutir en la vida familiar.

CÁNCER

Tendencia a un estado anímico algo desorientado, tal vez debido a cierta inestabilidad emocional. Sin embargo, sigue disfrutando de una lucidez que, finalmente, lo salvará.

LEO

Debe extremar la cautela en temas de dinero, ya que podría sufrir en estos días complicaciones que originen alguna pérdida. En especial, mucho cuidado en las negociaciones.

VIRGO

Venus en Virgo, en oposición a Neptuno, le hará acusar más posibles problemas de pareja. Conviene que esté alerta y que procure aclarar situaciones muy confusas.

LIBRA

Riesgo de situaciones poco claras en sus relaciones laborales. Muéstrese muy precavido, pues podría verte involucrado en líos y complicaciones de importancia.

ESCORPIO

Riesgo de dificultades en un asunto que desea, en especial si es amoroso. De hecho, son tiempos en que puede verse envuelto en situaciones complicadas.

SAGITARIO

Mucha atención a situaciones problemáticas, que pueden afectar a la familia o a la vivienda. Asimismo, podrían repercutir en su vida profesional y social.

CAPRICORNIO

Atención ahora, pues sus ideas y vivencias podrían no ser bien comprendidas o aceptadas por los demás, en especial por alguno de sus seres queridos. Cautela al expresarse.

ACUARIO

Si tiene entre manos alguna negociación económica, conviene que lea bien la letra pequeña. En realidad, es preferible proponer posibles tratos. Cautela en dinero.

PISCIS

Aunque es un periodo en el que la pareja tenderá a mostrarse más cariñosa, tal vez no se muestre demasiado receptiva ahora a sus vivencias e ideas.

La Vanguardia