Información General
Martes 27 de Marzo de 2018

El horóscopo para HOY

El horóscopo para este martes 27 de marzo:

ARIES

Última vez en años que se produce la conjunción Venus-Urano en Aries. Si quiere cambiar su vida, es el momento. Última oportunidad también de un gran flechazo.

TAURO

Podría agudizarse en estos momentos un problema que toma especial importancia durante esta época. Riesgo de que sufra algún disgusto afectivo. Vigile la salud.

GÉMINIS

Procure volcarse en dar un último aliento a un proyecto muy interesante e importante. Conviene para ello que cultive relaciones involucradas en él.

CÁNCER

Todavía la coyuntura astral anuncia un posible cambio radical de proyección profesional. Nuevas relaciones pueden jugar en ello un papel determinante.

LEO

La Luna en Leo, favorable con Mercurio, alienta su capacidad de comunicación. Es el momento de expresar su mucha creatividad actual. No debe posponerlo.

VIRGO

Cuenta con medios para abordar dificultades. De hecho, podría obtener grandes beneficios de una operación importante. Pero el riesgo es también considerable.

LIBRA

En caso de que atraviese por una crisis de pareja, mucha atención ahora, ya que existe el riesgo de que se desencadene e, incluso, dé lugar a una ruptura.

ESCORPIO

Conviene que se vuelque en su trabajo para poder aprovechar las posibilidades que ofrece una oportunidad muy importante. Aliente contactos y relaciones.

SAGITARIO

Momento muy propicio para la inspiración y logros en actividades de carácter artístico. En cualquier caso, procure expresar su mucha creatividad actual.

CAPRICORNIO

Situación difícil para la vida familiar. De hecho, la inestabilidad podría agudizarse debido a problemas relacionados con un ser querido.

ACUARIO

Es el momento de confiar en sí mismo y de volcarse en abrirse horizontes. Procure expresar sus propuestas y aplicar ideas innovadoras a su actividad.

PISCIS

Momento muy delicado y especial para su economía. De hecho, una operación económica, gestada ya desde hace tiempo, puede tomar gran relevancia. Pero toda prudencia es poca.

La Vanguardia