La receta es simple, y clara: "Tetas, mimos y upa". Eso es lo que escribió la pediatra María Rosa Peralta, que trabaja en el Hospital Penna de Bahía Blanca, a la mamá de Baltazar, un bebé de un año que estaba con fiebre, según publica el portal Telefé noticias.

"Con fiebre no lo iba a mandar a la guardería, así que me lo traje a trabajar conmigo porque no podía dejarlo ni quería faltar a trabajar", le contó María José Suris al diario La Nueva de Bahía Blanca.

La mujer, que también trabaja en el hospital, relató que se encontró a la médica en el pasillo de pediatría y ella "me atendió sin turno y con mucho amor una pediatra que se llama María Rosa Peralta. Lo atendió a upa mío, lo revisó, le habló, le jugó. Descartando todo tipo de cuadro grave, me dijo que tenía la garganta colorada y que mi bebé necesitaba teta, mimos y upa".

"Aún con mis conocimientos de lactancia materna, me volvió a reforzar la importancia de dar la teta. Balti no paraba de sonreirle, yo me fui súper tranquila y segura de lo que tenía que hacer y subí esa foto porque la verdad me hizo sentir bien y era lo que yo necesitaba escuchar. Me contuvo mas a mí que otra cosa porque es re feo ver a tu bebé enfermo", relató la madre emocionada.