Judiciales

El peritaje a los celulares detectó que uno de los rugbiers filmó el crimen

Los resultados arrojaron que los detenidos borraron videos de los teléfonos. Hoy la fiscal recibe los informes

Lunes 03 de Febrero de 2020

Desde que los rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa fueron detenidos, a horas de cometer el crimen, la Policía Federal estuvo peritando los teléfonos celulares que incautaron en la casa que ocupaban en Villa Gesell. Ahora se determinó que uno de los jóvenes filmó el ataque que terminó con la vida del joven de 20 años.

El laboratorio de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la PFA está en Mar del Plata y allí descubrieron, no sin sorpresa, que mientras atacaban a Fernando, uno de los rugbiers grababa en alta resolución.

Entre los teléfonos, se analizó el de Pablo Ventura, el joven que estaba en Zárate y que fue falsamente involucrado por los detenidos.

Si bien los resultados aún están "incompletos", analizaron un total de diez dispositivos y de ellos hay seis equipos que resultan más difícil desbloquear. Esos equipos pertenecen justamente a Máximo Thomsen acusado de ser coautor del homicidio, Lucas y Luciano Pertossi, Matías Benicelli, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino.

Al parecer, los detenidos borraron algunos videos de sus teléfonos pero se supone que los rugbiers tuvieron tiempo de compartir las imágenes entre ellos.

La prueba es fundamental para determinar, no solo que el que filmó "no" participó de la golpiza, sino que puede inferir que hubo premeditación en el ataque a Fernando, más aún conociéndose "la seña" (pasarse una mano por el cuello, que se presume un "te voy a matar") que hizo Thomsen mientras lo expulsaban esa noche del boliche.

Se espera que en las próximas horas, se entreguen los resultados a la UFI Nº 6 de la doctora Verónica Zamboni.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario