Información General
Lunes 12 de Febrero de 2018

Expendedores se reunirán con entidades bancarias y emisoras de tarjetas

El encuentro fue gestionado por el Secretario de Comercio Interior Miguel Braun y se llevará a cabo en las oficinas del organismo que preside. Participarán directivos de CECHA, quienes insistirán en el reclamo de acortar los plazos de pago y reducir los aranceles

Las desventajosas condiciones que ofrece la venta de combustibles con tarjetas, provocó que Estaciones de Servicio decidieran suspender su aceptación a partir del primer día del año 2018. Sin embargo, luego de una reunión con el Secretario de Comercio, Miguel Braun, los expendedores dejaron sin efecto la medida ante la promesa del funcionario de generar un encuentro con las entidades bancarias y emisoras de tarjetas para los primeros días de febrero.

Es así que el próximo miércoles, directivos de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA) se reunirán con representantes de bancos y emisoras de plásticos en las oficinas del organismo, para insistir en el reclamo de acortar los plazos de pago y reducir los aranceles.
La decisión de los empresarios está fundada en el alto porcentaje de comisión que los bancos y las empresas les retienen en cada operación – representa casi el 20 por ciento de la rentabilidad que reciben por cada litro despachado – y los extensos períodos de acreditación.

Asimismo puntualizan que la utilización de este mecanismo conlleva la percepción de impuestos provinciales, que en la mayoría de los casos, sino en todos, representan saldos a favor del estacionero de imposible retorno.

Según adelantaron a surtidores.com.ar, los expendedores concurrirán con toda la documentación que respalda el pedido de que se modifiquen las actuales condiciones del sistema crediticio. Tienen en claro que en estas circunstancias les es muy difícil mantener la operatoria con tarjetas y es por esta razón que se mantienen firmes en la decisión de no aceptarlas en caso de no encontrar una solución.

"Las comisiones que les pagamos a las tarjetas representan entre un 15 y un 20 por ciento neto del total de nuestro margen de ganancia sobre la venta de combustibles. A eso se le suma un 30 más que nos retienen impositivamente. Si bien es un costo financiero, en muchos casos se transforma en económico, porque las Estaciones de Servicio tenemos constante saldo a favor en impuestos, sin posibilidad de utilizarlo", puntualizó el presidente de CECHA, Carlos Gold.