Si bien la reglamentación ya estaba estipulada, la compañía anunció que las políticas que restringen la utilización por parte de menores de edad serán fortalecidas.

Anteriormente, la red social solamente investigaba una cuenta al recibir una denuncia por parte de un usuario que debía señalar específicamente que esta pertenecía a un menor. Sin embargo, ahora los revisores podrán suspender el perfil si tienen alguna indicación de que el usuario es menor de edad e incluso si fue reportada por otro motivo como por ejemplo el tipo de contenido.

Cuando la compañía recibe estos reportes o sospecha de algún usuario, los moderadores se encargan de revisar el contenido de su perfil, los textos y las fotos, para así tratar de determinar su edad.

Si el usuario quiere recuperar su cuenta debe enviar alguna prueba, como por ejemplo la copia de su identificación con foto, que certifique que cumple con el requisito.

No obstante, Facebook no pide ninguna prueba de edad a la hora de registrarse ni tampoco queda claro cómo pueden comprobar que el usuario es menor de edad a través de una imagen o un post.

Telefé