Murió Thiago Boneiro, el nene que vivía en Tres Arroyos y que tenía cáncer. Su lucha conmovió a todo el país, pero lamentablemente no pudo tener un final feliz, publicó La 100.

Thiago era fanático de Boca Juniors, y de Abel Pintos. Antes de fallecer había cumplido su sueño de conocer al plantel y al cantante.

• LEER MÁS: El emotivo gesto de Abel Pintos con un chico con cáncer

La mamá de Thiago confirmó la triste noticia con un mensaje desgarrador en las redes sociales: "Descansa en paz mi amor. Guerrerazo hasta el último segundo...en mis brazos te me fuistes....hasta muy muy prontito como nos prometimos...esperan que mamá va a seguir cuidándote...Tato hermano, gracias por acompañarme hasta el último momento. Te amo hermano, gracias".