Judiciales

"Fueron cobardes cuando atacaron a Fernando y ahora mariconean", dice Burlando sobre los rugbiers

El abogado de la familia del joven asesinado en Villa Gesell arremetió contra los rugbiers detenidos por el crimen. "A Fernando ni siquiera le dieron la posibilidad de tener miedo", afirmó

Jueves 20 de Febrero de 2020

El abogado Fernando Burlando aseguró hoy que los rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell que el miércoles declararon tener miedo en la cárcel “ni siquiera le dieron la posibilidad de tener miedo” a la víctima y ahora “están mariconeando” en su lugar de detención.

“¿Tienen miedo?, a Fernando ni siquiera le dieron la posibilidad de tener miedo, porque el ataque fue de atrás y a traición”, afirmó el letrado.

“La pelea de barrio era uno contra uno y los demás en ronda y en el piso no se le pegaba a nadie”, afirmó.

“Estos guapos con billetera resultaron ser los verdaderos cobardes de la historia. Fueron cobardes cuando atacaron a Fernando y son cobardes ahora mariconeando donde están alojados”, dijo Burlando sobre la amenazas constantes que al declarar ayer denunciaron que sufren de otros internos en el penal de Dolores.

Embed

Ayer, al declarar, varios de los imputados afirmaron que los presos del penal de Dolores les gritan que los pueden lastimar y “no les va a pasar nada porque el mismo Burlando los defendería”.

Al respecto, el abogado respondió: “Al penal de Dolores no voy hace 20 años y todavía no me llamó nadie y nadie me ha pedido nada”.

rugbiers 1.JPG

Sobre lo que dijo el acusado Máximo Thomsen en su indagatoria, que ya estaban “condenados por la sociedad y los medios”, Burlando, afirmó: “Es muy difícil después de ver las imágenes de cómo asesinaron a Fernando que la gente no abra un juicio de valor”.

“Se ve la actitud de traición, el ataque cobarde de diez contra uno, la imposibilidad de defenderse de Fernando porque estaba neutralizado desde el primer golpe, escapar para eludir a la Justicia, ir de festejo, organizar otro festejo después del asesinato. Tendríamos que ser ciegos, sordos y mudos para no formar un juicio de valor”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario