Un profesor de la carrera de Comunicación Social en la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, en Tucumán, tomó una insólita medida para los alumnos que lleguen tarde a sus clases: los obliga a cantar el himno frente al resto de los estudiantes. "No sólo intentan no llegar tarde, sino que además realizan el esfuerzo por llegar temprano", señaló José Cañote, el docente.

"Algunos les cierran la puerta en la cara a los alumnos y no los dejan entrar. Yo prefiero que ingresen a la sala, pero que se note que llegaron tarde, por eso les pongo una "prenda"", contó el profesor al diario La Gaceta de Tucumán.

No es la primera vez que Cañete es noticia. La anterior ocasión trascendió en los medios de comunicación por tener a dos mellizos en brazos para que su mamá -alumna de él- pudiera tomar apuntes sin problemas.

Rosario3