"Yo aún lo espero" fue la única y contundente declaración pública de Alejandra Morales. El 7 de diciembre, esta mujer enamorada debería estrenar el título de señora en el registro civil de Mar del Plata.

Sabe que no podrá cumplirse con la fecha para celebrar el casamiento, pero confía en que el amor perdido regrese para darle el "sí quiero". Su pretendiente es Luis Niz, uno de los 44 submarinistas del ARA San Juan que está desaparecido.

• LEER MÁS: La Armada difundió las últimas comunicaciones que hizo el ARA San Juan antes de desaparecer

Alejandra y Luis están de novios desde el 2012. Ambos trabajan en la Armada. Ella es una cabo primero que pertenece a la banda de música de la fuerza. Él es un marinero que desde hace dos años desarrolla sus tareas bajo el mar, en el buque que está perdido desde el 13 de noviembre.

Luis, el tripulante con mejor promedio de estudio en el 2016, tiene 27 años y vive en San Miguel, Buenos Aires. Su papá, un día antes del fatídico comunicado del ministro de Defensa Oscar Aguad sobre que "están todos muertos", exclamó al vocero de la Armada Enrique Balbi que su fe por la vida estaba intacta.

"Dios quiera que Alejandra vaya a ser la esposa de mi hijo, porque todavía mantenemos la esperanza", fue la desgarradora declaración que transmitieron los medios nacionales desde Mar del Plata.

Alejandra decidió alejarse de la prensa. Esta tucumana, amante de la música, prefiere mantener un bajo perfil. Cuando Infobae le consultó sobre el destino de su pareja, solo dijo una frase para justificar el silencio posterior: "No quiero hablar de él en pasado porque yo aún lo espero".