Información General

La posición en que duerme tu mascota dice mucho sobre su personalidad

Expertos en animales ofrecieron un análisis sobre las posiciones de dormir de las mascotas. Según el estudio, revelan cosas acerca de su personalidad.

Lunes 18 de Noviembre de 2019

Si se presta atención, la mayoría de nuestras mascotas adoptan una posición fija que mantienen todas las noches. Los expertos en el tema han dado una explicación de este suceso: la pose no es según la cantidad de sueño que tenga, sino según su personalidad. El estudio reveló que define rasgos de su carácter y esencia: desde los más sumisos y protectores, hasta los celosos y posesivos.

El conductista animal británico, el profesor Peter Neville, compartió sus ideas después de que un estudio publicado en Itchpet.com, sitio web de bienestar de mascotas, revelara que dos tercios de los propietarios comparten su cama con su perro o gato. “Al elegir sus posiciones para dormir, la mascota busca en general mantener y mejorar su estrecho vínculo de protección con nosotros, en lugar de cualquier deseo de controlarnos o monopolizar el territorio. Pero aprenden a usar su atractivo para enseñarnos a satisfacer sus necesidades y cambiar nuestros hábitos de sueño para acomodarlos”, estableció el profesional.

Los “fieles”: son los que yacen a tus pies al final de la cama. Es la acción de un perro obediente y adorador que tiene ante todo respeto por su dueño. Generalmente esta posición también es propia de las mascotas con el sueño inquieto.

Acurrucado en las rodillas: se acurruca en la curva de las piernas mientras te acuestas en posición fetal. Esta mascota tiene la tranquilidad de dormir como un bebé ya que se siente protegido por su dueño, y no tiene ninguna responsabilidad.

Acurrucado en una pelota entre las piernas: tanto los gatos como los perros pueden escuchar frecuencias de sonido mucho más altas que son ‘ultrasónicas’ para nosotros, por lo que meterse en una ‘burbuja’ cálida insonorizada bordeada por nuestras piernas puede ayudar a protegerlos de los disturbios. Suelen ser miedosos.

“El muro”: entre tú y tu pareja. La suelen adoptar las mascotas celosas que quieren asegurarse la atención absoluta de su dueño.

“El bandido de la almohada”: se apodera de ella por completo. Si se despierta, te despertará también. Suele ser exigente y demandante con su dueño, de los que protestan si no tienen la comida en tiempo y forma.

CienRadios

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario