Las patadas del bebé durante el embarazo suelen ser un recurrente tema de conversación de las mujeres que están por parir. Muchas lo asocian a un intento del bebé por comunicarse, pero la ciencia demostró a qué se deben verdaderamente según publica el sitio Rosario3.

Investigadores del Imperial College de Londres lograron comprobar que lo que busca el bebé es ejercitarse para ganar músculo y fortalecer los huesos. Es por eso que a partir de la semana diez, ya empieza a mover la cabeza, y entre la semana 16 y la 18 aparecen las pataditas.

Las mismas se hace más fuertes desde la semana 20, y se vuelven especialmente intensas a partir de la 30. La presión ejercida es de 45 newtons, lo equivalente a la presión de una garrafa de 4 kilos y medio sobre el suelo, según consignó El País.

Algunas madres aseguran que las patadas suelen aparecer en momentos del día específicos, o cuando se realiza determinada actividad como escuchar música. Hay estudios que aseveran que el pequeño es capaz de captar algunas ondas, aunque no hay pleno acuerdo en ello.