Información General

La sentencia a un abuelo de 96 años que conmovió al mundo

El hombre fue multado por exceso de velocidad. Pero se reveló que era porque llevaba a su hijo enfermo

Miércoles 07 de Agosto de 2019

La historia de Victor Coella, un estadounidense de 96 años con un hijo de 63 con cáncer, ha conmovido a las redes sociales. Cuando Coella compareció ante el juez Frank Caprio por un exceso de velocidad, se descubrió que la razón por la que Coella se había saltado los límites de tráfico era porque estaba conduciendo para llevar a su hijo a realizar unos análisis de sangre. El relato de este nonagenario, televisado en el programa "Caught in Providence", ha conmovido a esta sociedad y se ha vuelto viral.

Caprio es famoso en Estados Unidos por su programa televisivo, que retransmite las audiencias que llegan a su corte. Este 31 de julio, el magistrado escuchaba lo sucedido con Coella, que comparecía para responder por una multa por rebasar la velocidad máxima en una zona escolar.

Embed

Con voz pausada y mirada seria, el anciano respondió: "Yo no manejo rápido, señor juez. Tengo 96 años y manejo despacio. Y solo manejo cuando debo hacerlo. Estaba yendo al laboratorio por mi hijo, que tiene una discapacidad".

"Llevaba a su hijo al consultorio del médico", inquirió el magistrado. "Sí, lo llevo cada dos semanas por un análisis de sangre, porque él tiene cáncer".

Cuando el hombre todavía estaba conmovido por esta respuesta que no esperaba del magistrado, el juez Caprio le preguntó: "¿Cuántos años tiene su hijo?". "63", respondió Coella. "¿Y papá todavía está cuidando de él?", pregunta el magistrado. "Solo manejo cuando tengo que hacerlo", vuelve a decir el acusado.

Entonces, el juez señaló hacia un costado y le dijo: "Ese hombre de allá es mi hijo. Seguro está pensando que cuando yo tenga 90 años lo voy a llevar en auto. Usted está dando un mal ejemplo para mi hijo. Usted está poniendo mucha presión sobre mí".

Luego de las risas del auditorio y del propio Caprio, el juez concluyó: "Mire, señor, le deseo a usted lo mejor, lo mejor para su hijo. Le deseo a usted buena salud, y su caso es desestimado. Buena suerte y que Dios lo bendiga".

El video fue compartido miles de veces en las redes, donde los comentarios elogiosos para el juez se mezclaron con los usuarios que dijeron haberse conmovido por el tierno diálogo y la resolución compasiva que tuvo el caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario