Información General
Lunes 22 de Enero de 2018

Las uñas dicen mucho sobre la salud

La apariencia y aprender a observarlas nos ayudará a saber si padecemos algún trastorno o enfermedad.

El cuidado personal incluye mantener las uñas limpias, fuertes y arregladas. Sin embargo, la apariencia de las uñas no es solo una cuestión estética ya que ellas nos pueden decir muchas cosas sobre nuestra salud.

¿Se escaman, se quiebran, están amarillentas, tienen manchas? Es importante aprender a conocer el estado de nuestras uñas para saber identificar si en algún momento nos están indicando que algo no está del todo bien en nuestro cuerpo.

¿Qué dicen las uñas sobre nuestra salud?

Descamaciones. Las uñas están constituidas por varias capas de queratina unidas que son las que le dan la forma suave y uniforme. Si tus uñas empiezan a descamarse y a perder su capa superior, es posible que estés haciendo algunas actividades bruscas que están afectando su salud, por lo que tendrás que prestar más atención para solucionarlo. Este problema es muy frecuente cuando expones las uñas a agua muy caliente o al aire frío y seco. Recuerda usar guantes para lavar y una crema humectante después de exponer tus manos al agua. También puede significar que tu cuerpo necesita un nutriente llamado ácido linoléico que puedes incorporar con el aceite de soja, oliva o girasol.

Forma de cuchara. Las uñas normales son levemente elevadas en el medio y caen en curva hacia la punta. Si ves que tus uñas están en forma opuesta es decir, con la curva hacia arriba (o en forma de "cuchara" o "vidrio de reloj") posiblemente te están alertando de problemas de anemia por falta de hierro.Procura ver a un médico para tratarlo cuanto antes.

Fragilidad. Suele producirse cuando las uñas se resecan y se rompen. Es bastante común, en especial en las mujeres que tiene las uñas largas. Si tus uñas son frágiles es un signo de que necesitan más humectación y nutrición, tanto a nivel externo como interno. También puede ser un signo de hipotiroidisimo o de una dieta baja en hierro. En este caso se recomienda incrementar el consumo de vegetales verdes, carnes, huevos y vitamina B.

Pocitos. Son irregularidades que alteran la suave textura de la uña creando marcas notorias. Si esto te ocurre, es posible que tus uñas estén sufriendo de psoriais, una inflamación de la piel que, en este caso, afecta por debajo de las uñas hasta la superficie y hace que aparezcan esas marcas. Es importante tratarlo a tiempo para volver a recuperar la suavidad y textura uniforme de la uña.

Color amarillento. Si tus uñas han perdido su tonalidad rosada y empezaron a verse amarillentas, pueden estar indicando diabetes o una enfermedad pulmonar. Este signo también puede ser un problema de hongos o psoriasis debajo de la uña. En este caso, lo mejor es consultar al médico.

Manchas blancas. Si notas algunas manchas blancas en la superficie de tus uñas, en la mayoría de los casos no es para preocuparse, ya que pueden ser signo de un golpe que no recuerdes o no hayas notado. En otras ocasiones, aparecen por falta de cinc, mineral que puedes adquirir si incrementas el consumo de cereales integrales, pollo y pescado.

Lúnula. En ocasiones, en la base de la uña aparece una mancha con forma de medialuna. Esta mancha, llamada lúnula, suele ser más visible en los dedos pulgares y es más común en las personas que sufren de artritis. Sin embargo, la lúnula visible en algunas personas es algo normal que no representa un problema de salud.

Crestas verticales. Si aparecen rayitas verticales, que se hacen más obvias con la edad, en algunos casos puede ser una manifestación de mucho estrés. Es recomendable que dediques tiempo para el descanso y relajarte un poco más.

Color azul. Las uñas azuladas significan una deficiencia de oxígeno en la sangre, que podría deberse a una insuficiencia cardíaca o a un trastorno pulmonar crónico. El tono azulado también se manifiesta tras la exposición a un tóxico.

Las uñas muy gruesas y deformadas pueden ser consecuencia de una micosis, es decir, una infección por hongos. La arteriosclerosis también altera la forma de las uñas.


Las uñas y las emociones.

Las uñas y las cutículas irregulares también pueden reflejar el estado emocional, pues son comunes en las personas que están atravesando momentos de angustia, ansiedad o desorden obsesivo compulsivo. Las personas que se muerden con frecuencia los dedos, las uñas y las cutículas se caracterizan por ser nerviosas, ansiosas o están atrapadas en algún hábito.

Las uñas y la nutrición

Al igual que el resto del cuerpo, las uñas se nutren de los alimentos que ingerimos. Unas uñas débiles y quebradizas pueden ser signo de la falta de calcio. La aparición de padrastros es un signo de deficiencia de vitamina C o ácido fólico. Para fortalecer las uñas y que se vean saludables, incrementa el consumo de frutas y verduras.

Tn