Información General

Nada raro: prohíben poner nombres extraños

Se acabó la fiesta en Rumania para los padres inventivos y originales que bautizaban a sus hijos con nombres como Paracetamol, Muerto, Semáforo, Doctor o Mariano Monamour. No es broma, entrá y leé.

Martes 01 de Noviembre de 2011

Con la entrada en vigor del nuevo Código Civil de este país balcánico, no más niños llevarán de por vida la cruz de un nombre cómico por capricho de sus padres. El artículo 84, punto 2, prohíbe a los funcionarios civiles del Estado "nombres indecentes, ridículos y otros que afecten al orden público, las buenas costumbres o los intereses del niño".

Más allá de la obvia subjetividad del gusto de cada cual, parece claro que la nueva norma se refiere a nombres como Hitler, Basura o Pezón, algunos de los más raros que figuran en el Anuario Estadístico de la Dirección General de Evidencia y citados en la prensa local.

Pero la ambigüedad de la expresión "nombres indecentes, ridículos y otros que afecten al orden público, las buenas costumbres o los intereses del niño" es ya motivo de polémica.

Jueces como Cristi Danilet, miembro del Consejo Superior de la Magistratura, decidirán en caso de duda.

Muestrario

Según el Anuario, en 2010 existían en el país balcánico 611 niños con nombre Toronegro (Bounegru), 581 Muerto (Mortu), tres Cojón (Coi), un Tonto (Prostu), algún Culo (Curu) y algún Agrio (Acru).

Más solemnes y graves son los nombres dedicados a las instituciones del Estado y los profesionales que hacen mejor la vida de los ciudadanos. Destacan Justicia (Justitia), Policía (Politia) o Gendarmería (Jandarmeria), que como Bombero (Pompierul) o Ambulancia (Ambulanta) pueden marcar la vocación profesional del niño, además de homenajear a los pilares de la sociedad.

Y si de encarrilar al niño a hacer carrera se trata, qué mejor que ponerle Presidente (22 casos) o Ministro.

En materia deportiva destacan también Beckham, Figo, Zidane, o Joaca-Bine (Juega-bien).

El dato

Los nombres ahora prohibidos por el nuevo Código Civil son especialmente populares en algunas comunidades gitanas de Rumanía.

   

¿Te gustó la nota?