Un extraño operativo se dio en la comisaría donde está detenida la joven condenada por haber asesinado a su novio. Nahir Galarza debió compartir su diminuta celda de dos metros cuadrados por la inclusión de otras dos jóvenes veinteañeras

La celda de Nahir fue forrada en los barrotes de puerta y ventanas con papeles, nailones y cintas adhesivas. La intención real habría sido que Galarza no viera al nuevo detenido, no solo porque se trataba de un masculino sino, por tratarse de un policía de la ciudad acusado por corrupción, publicó el portal MinutoUno.

• LEER MÁS: Dos meses antes del crimen, Nahir perdió un embarazo de Fernando

Incumpliendo con las normativas de la Comisaría del Menor y la Mujer, desde el jueves 12 de este mes está detenido el suboficial principal Alejandro Fernández de la División Investigaciones.

Fernández está acusado de corrupción por levantar sobres con coimas y avisar con anterioridad a los narcotraficantes sobre inminentes allanamientos que la Justicia dispondría en su contra.

• LEER MÁS: ¿Qué pasó con el video íntimo de Nahir y Fernando?

En uno de esos allanamientos los narcos asesinaron de un tiro en la cabeza al suboficial Froilán Pedroza, célebre en la ciudad por ser el encargado oficial de custodiar a Nahir Galarza en sus traslados desde la comisaría a los Tribunales.

Pedroza había denunciado ante sus superiores las maniobras ilícitas del suboficial Fernández.