José Ramón Ceschi, el sacerdote santafesino que todas las noches se puede ver por la televisión cerrando el día con una reflexión, hace un año sufría un ACV, del cuál aun está recuperándose. El accidente cerebro vascular le ocurrió en Santiago del Estero, lugar en donde se encontraba y lo tuvo al borde de la muerte, pero gracias al rápido accionar de las personas que estaban con él y del médico, pudo ser atendido en forma inmediata, e internado en Terapia Intensiva del Instituto de Cardiología y de allí trasladado hasta Rosario para continuar con sus cuidados y atención permanente.

Fue su propia sobrina Analía Núñez Ceschi, quien en su cuenta de Facebook informaba hace unos días cómo sigue el estado de salud del sacerdote. ""Tuvo complicaciones, pero Dios ha permitido su recuperación en forma lenta y gradual, primero en centros de salud y luego en la Casa de Las Siervas de Jesús, ciudad de Rosario, que depende de la guardianía de San Carlos. Allí se encuentra actualmente, feliz y muy bien cuidado, recibiendo visitas de familiares y amigos que nos van comentando sus pequeños avances. Usa silla de ruedas porque sus extremidades derechas no responden correctamente, pero va progresando de a poco. No puede hablar como antes, dice palabras sueltas y a veces alguna frase corta, pero sigue siendo ejemplo de Obediencia a Dios y Alegría Franciscana".

José Ceschi nació el 9 de enero de 1941 en La Penca, provincia de Santa Fe, tiene 77 años. Es uno de doce hermanos, de los cuales siete son mujeres y cinco varones; dos fallecieron a temprana edad y una hermana menor partió en enero del año pasado.