En 2013 Nahir Galarza, la joven detenida por el crimen de Fernando Pastorizzo, era una chica con sueños no muy diferentes al de cualquier chica de su edad, hacía filas para ver a su cantante favorito y se molestaba con quienes emitían críticas contra él.

En ese año, raperos hicieron un video contra Justin Bieber y ella les contestó con una carta con tono educado y en el que hablaba del "concepto cristiano de que todos somos iguales a nuestros pares, a nuestros semejantes y que, fundamentalmente, si estamos juntos, todo es posible".

La carta fue compartida por Jorge Zonzini, mánager de la familia Galarza, en un intento por cambiar la percepción que la sociedad tiene sobre la joven. "¿Qué sucedió para que una adolescente soñadora fan de Justin Bieber se transforme en la chica fría e imperturbable que los medios de Entre Ríos nos quieren imponer? ¿Y si buscan la verdad? La violencia de género es letal. No la escondan. Nunca se borra", escribió junto al posteo.

Además, Zonzini agregó fotos de Nahir del 9 de noviembre de 2013, cuando hizo fila para conseguir las entradas a un recital del cantante y de cuando lo esperó en las cercanías del hotel Faena de Puerto Madero con la ilusión de verlo.

Contexto.