Información General

Se perdió en un tren hace veinte años y ahora se reencontró con sus padres

Yulia tenía cuatro años cuando, nadie sabe cómo, apareció a casi mil kilómetros de su casa en Bielorrusia. Internet la ayudó a reencontrar a su familia.

Jueves 05 de Septiembre de 2019

"Lion", la película protagonizada por Dev Patel que en Argentina se conoció como "Un camino a casa", está basada en una historial real que suena increíble: un niño de cinco años recorre miles de kilómetros a bordo de un tren y se separa de sus padres. Veinticinco años más tarde, internet lo ayuda a reencontrar a su familia.

Hace pocos días, la historia se repitió en la vida real. Yulia Gorina viajaba en 1999 en un tren con su papá. Salieron de Minsk, la capital de Bielorrusia, y cuando llegaron a Asipóvichy, apenas a cien kilómetros, el hombre se despertó y no encontró a su hija, de cuatro años. La buscó junto a su esposa y también acudió a la Policía, pero nunca pudo dar con ella. Pero jamás perdieron las esperanzas y su madre, Lyudmila, estaba convencida de que Yulia seguía viva.

En 2017 le dieron una entrevista a un portal de noticias, donde una vez más expresaron su esperanza de reencontrarse con su hija. Incluso hablaron sobre la posibilidad de que la pequeña hubiese sido secuestrada, pero la historia había sido distinta.

Yulia no sabe cuánto tiempo pasó exactamente entre el día que se perdió y la fecha en que fue encontrada. Lo más sorprendente es que la Policía la halló en la estación de trenes de Riazán, a más 800 kilómetros de Asipóvichy. Le preguntaron el nombre de sus padres pero no conocía su apellido ni su domicilio, ni siquiera la ciudad donde vivía.

Yulia fue adoptada por una pareja y vivió veinte años sin noticias de sus padres biológicos, aunque le habían contado lo poco que sabían de su historia. Yulia le dijo a su novio, que simplemente fue a un buscador de internet y escribió: "Niña, 4 años, desaparecida". Uno de los primeros resultados era la entrevista de 2017 de Viktor y Lyudmila Moissenko, todavía convencidos de que su hija Yulia estaba viva en algún lado.

Finalmente, los padres de Yulia se reencontraron con su hija. Los exámenes de ADN terminaron por confirmar el parentesco.

"Mi padre me rogó que lo perdonara, y por supuesto que lo perdoné", dijo Yulia, quien ahora tiene un hija propia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario