Información General

Seis elefantes murieron cuando intentaban salvar a una cría caída en una cascada

Los hechos ocurrieron este sábado en el parque nacional Khao Yai del país asiático.Video.

Domingo 06 de Octubre de 2019

Seis elefantes salvajes se ahogaron al resbalar en una cascada en Tailandia y otros dos lograron salvarse al quedar varados intentando rescatar a uno de los que cayeron en la corriente. Los hechos ocurrieron este sábado en el parque nacional Khao Yai del país asiático.

Funcionarios del parque escucharon elefantes "que pedían ayuda", explicaron desde el departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia en un comunicado. Horas más tarde encontraron seis cuerpos en el fondo de la cascada Haew Narok ("El abismo del infierno").

Aparentemente, otros dos ejemplares habrían intentado salvar a uno de los que cayeron y quedaron atrapados en un resbaladizo trozo de roca sobre las agitadas aguas. El video que grabaron los guardaparques mostraba a otro de los enormes animales luchando desesperadamente para regresar a donde estaba su pareja.

Embed

Los funcionarios del parque arrojaron alimentos mezclados con suplementos nutricionales en un intento de aumentar su energía y darles la fuerza para subir de nuevo al bosque. Además, trataron de alejar de la zona al resto de los elefantes de la manada para evitar que cayeran por la cascada. Más tarde dijeron que los dos ejemplares que peleaban por su vida habían sido rescatados pero estaban extremadamente angustiados.

El vocero del departamento de parques, Sompoch Maneerat, declaró que no estaba claro qué causó el accidente. "Nadie sabe con seguridad la verdadera causa de por qué cayeron, pero hubo fuertes lluvias anoche", dijo a la agencia AFP. Según informa la BBC, todo comenzó cuando una cría de elefante cayó por la cascada.

Tal como recoge el medio británico, los expertos apuntan que los elefantes que no murieron tendrán dificultades para sobrevivir ya que dependen unos de otros para protegerse y encontrar comida.

El parque cuenta con una población de 300 elefantes salvajes, que viven en un territorio de unos 2.000 kilómetros cuadrados de bosques y praderas, junto a osos y gibones, entre otras especies salvajes. La cascada permaneció cerrada a los turistas durante el rescate.

Embed

Los elefantes son el animal nacional de Tailandia pero su número se ha reducido a sólo unos pocos miles. Los responsables del parque señalan que no es la primera vez que se registran accidentes de este tipo ya que en 1992 ocho elefantes murieron después de caer en este punto.

La deforestación ha empujado a la población silvestre a un contacto más estrecho con los seres humanos en las últimas décadas, lejos de sus hábitats naturales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario