Información General
Viernes 20 de Abril de 2018

¿Te animás a descubrir tu karma según la fecha de tu nacimiento?

La fecha en que naciste se resume a un número y habla de tu karma.

El karma es, en realidad, todo: las capacidades que harán nuestras labores más fáciles, las desventuras que aderezan cada día, el reconocimiento de la evolución, los continuos aprendizajes, el examen final. Y, a decir verdad, es el aspecto más relevante de este estudio que es la numerología.

Pondremos el ejemplo de una persona que nació un 28 de noviembre de 1968. Para calcular entonces el karma, sumamos todos los dígitos de la fecha, incluyendo el número de mes, y los reducimos a un solo dígito, a excepción de cuando se trata de los números 11 y 22.

28 + 11+ 1968

2+8 11 1+9+6+8

10 11 24

1 + 11 + 6

18

{ 9 } La persona tiene un karma 9.

Este valor señala la clave de las tendencias y posibilidades de cada persona, y precisa en qué grado se halla en la escuela de la vida. Que uno pueda conocer su respectiva capacidad facilita la tarea de cumplir con lo que le pide su destino. El número del karma indica lo que se le acredita a una persona en este camino y no lo que debe hacer.

Este número sitúa al consultante en un grado de evolución, como si estuviera en la escuela. Por ejemplo, si tiene un karma 3, es como estar en tercer grado: sabe todo lo concerniente hasta segundo y deberá transitar todo el año para aprobar tercero. Recordemos que los niveles de los números van del 1 al 9.

Karma 1: "La independencia"

Esta persona debe aprender a ser un pionero, debe animarse, no dudar al avanzar, no aferrarse a los convencionalismos. Merece animarse a ser un creador original, independiente, seguro. No debe temer estar al frente de un proyecto.

Las personas con karma 1 salen siempre adelante. Individualista en pensamiento y generando acciones de visión amplia, aprenderán a usar todos los recursos, ideas y métodos novedosos y originales para dirigir creativamente.

Probablemente alguien con este tipo de karma ha nacido en una familia donde las condiciones lo han obligado a ser independiente. Tiene que cuidar no ser autoritario o testarudo, que sus ansias de ser líder y su exesiva confianza en sí mismo no lo vuelvan impaciente o egoista.

Karma 2: "La cooperación"

Su aprendizaje pasa por socializar, ser amable y persuasivo. Caminar de a dos, armónicamente, es su meta. Le conviene ser eficaz y prudente, resolver sus vaivenes emocionales. Debe desarrollar tacto y diplomacia, vencer la timidez y el temor a cometer errores.

Son personas que generalmente presentan dualidades en su manejo cotidiano. A menudo provienen de familias ruidosas, habladoras, conflictivas, donde actúan como mediadores. Si mejoran la tendencia a ser hipersensibles y se abocan a ayudar a los demás, sin esperar recompensa, se sentirán realizados.

Su rumbo estará en la música, la pintura, o las tareas minuciosas como bibliotecario, secretario, contador, cajero. También podría estar atento a cierta capacidad natural para la místico, lo religioso, lo oculto.

Karma 3: "La expresión"

Tiene el don de la palabra. Se favorece cultivando su talento creativo. También tiene imaginación y cualidades intuitivas. Posee un excelente sentido del humor. Su tendencia a estudiar diversos temas, incluidos los idiomas, viene de su necesidad de saber y de participar. Se sentirá cómodo en oratoria, arte escénico, ciencias de la comunicación, publicidad, consultoría en salud o alimentación, abogacía.

Debe cuidarse de no dispersar sus capacidades, de la inconstancia y la inestabilidad; evitar ser crítico, impaciente, inconstante y demasiado optimista. Debe ponerse metas cercanas para evitar la pérdida de energía.

Karma 4: "La organización"

Su meta es aprender a ser prácticos, objetivos, dignos de confianza. Es el número que destaca el trabajo remunerado y concreto. La estabilidad, la concreción material de sus proyectos, el cuidado de los detalles, la constancia y la organización serán necesarios para que se sientan en plenitud. Si bien se sienten cómodos en su estructura, deben cuidar la solidez de la base y la flexibilidad de las formas, para no caer en una inestabilidad que no los favorece.

Deberán trabajar la constancia y el equilibrio, ya que suelen exigirle más a los otros que a sí mismos.

Podrían triunfar como arquitectos, productores, ganaderos o agropecuarios, diseñadores de indumentaria, dibujantes, decoradores de interiores, técnicos mecánicos, vendedores de artículos de consumo.

Sólo se sentirán realizados si logran tener "todo en su lugar", en lo referente a su vida interior, el hogar, la familia, el trabajo y hasta la situación política de su país. Quedan afuera de su estructura los imprevistos y la aventura.

Karma 5: "La libertad"

Tienen la total necesidad de aprender a ser libres, para ello se mostrarán desapegados y adaptables a los cambios. Aman los viajes; son impredecibles, versátiles, y suelen seguir senderos inusuales.

Vitales y entusiastas, son esos tipos de seres que se ven siempre jóvenes, audaces, intrépidos en cualquier etapa de su vida. No sólo se adaptan a los cambios, también buscan generarlos. Esto los suele llevar a cometer excesos, como inclinarse al juego, a las bebidas, a la droga y al sexo adictivo. Este es el ámbito en el que deben trabajar mucho o les será difícil vivir de acuerdo con su destino.

De vida sexual creativa, un karma 5 deberá esmerarse en la elección de su pareja para que sea duradera, ya que su espíritu libre le dificultará una convivencia tradicional. Generalmente son innovadores y revolucionarios en las tareas que emprenden.

Karma 6: "El servicio"

Debe encauzar sus esfuerzos en la realización de proyectos concernientes a la familia, el hogar, la educación, la comunidad y el servicio social en general. Posee una gran capacidad de entrega y asume responsabilidades con agrado. Puede parecer terco y obstinado, pero sólo es parte de su espíritu trabajador. Son grandes luchadores y portadores de un corazón lleno de ideales.

Deben cuidarse de no caer en la obstinación y en actitudes autoritarias que pueden llevarlo a querer que todos actúen como él lo desea e incluso él mismo derribará la armonía que con tantos ideales construyó.

Se sentirá pleno en algunos campos donde perciba que es es capaz de hacer el bien a la humanidad, desde cualquier ámbito: hogar, sociedad, comunidad u organización internacional.

Karma 7: "La confianza"

Este individuo debe encauzar sus inclinaciones hacia senderos de pensamiento lógico o científico donde pueda plasmar su inteligencia y mostrar y demostrarse a sí mismo sus capacidades. Le conviene trabajar en investigación, filosofía, religión, matemática. Dejar fluir su intuición le ayudará a elevar su autoestima y a poder exteriorizar sus sentimientos. Su constante búsqueda de respuestas lo confunde, por eso debe tender a la introspección y meditar antes de actuar, o inevitablemente caerá en la depresión.

Tener la mente abierta, incorporar conocimientos, aprender a estar solo y en comunión, sin sentirse abandonado, animarse a asumir su espiritualidad son materias que deberá aprobar constantemente para alcanzar el equilibrio que tanto necesita.

Explorar su inteligencia le permitirá cumplir logros generalmente profesionales, pero para sentirse realizado deberá trabajar mucho su mundo interior y cuidarse de transformar su depresión y su confusión en un impulso reflexivo. También debe atender esa tendencia autodestructiva que lo lleva a apagar las llamas luminosas que aparecen en su vida frecuentemente y que eligen destruir antes que sentir que ha perdido el mando de la situación.

Karma 8: "Liderazgo"

Son líderes exitosos naturales, portadores de una gran energía positiva. deben aprender a conducir y organizar cuidando el equilibrio, pues tienen todas las condiciones ejecutivas, pero deben ser más prácticos.

Su meta en la vida es lograr un equilibrio entre el universo de los logros materiales y el esfuerzo por conseguir enriquecimiento interior. Su tendencia a ser un líder nato lo lleva tanto a ocupar lugares empresariales, donde se mueven fortunas, como a ocupar espacios espirituales donde se mueven multitudes. En ambos aspectos, la elección del camino es incompleta, ya que excluye la otra mitad y eso lo hará sentirse desequilibrado.

Estos seres se desempeñan hábilmente en negocios inmobiliarios, labores de gobierno, ámbitos judiciales, y pueden ser banqueros, deportistas, agentes financieros, cirujanos.

Karma 9: "El universalismo"

La persona portadora de este número de karma tiene una fuerza especial. Si realmente puede comprender y comprometerse profundamente con lo que este número le está mostrando, será bendecido.

Está destinado a brindar su vida a los demás. Lleva en su programa genético la lección quizá más compleja que es dar si esperar nada a cambio. La aspiración más alta es el peldaño del líder espiritual. Está llamado a ser el gran maestro de todos, un hermano espiritual universal. En menor escala, también puede cumplir sus objetivos ocupando un lugar en tareas humanitarias desinteresadas, desde lo familiar, lo comunitario, lo no gubernamental, siempre sin fines de lucro.

No deben dejar tareas inconclusas. Deben ocuparse especialmente de ver concretadas todas las metas que se hayan propuesto en toda la extensión del sendero transitado.

Estas personas van descubriendo su camino mientras van creciendo. Les lleva cierto tiempo encontrarse a sí mismos y ver claramente cuál es su misión. De carácter fuerte, deben hacer foco en la permanente superación o los sobrevolará la angustia. Transitan caminos plagados de pruebas, pérdidas, sacrificios, dolores, renuncias. Dudarán por las noches y, si renacen por la mañana con la sensación plena de haber crecido, será la señal de que van por el sendero correcto y se verán fortalecidos. Estos resultados contribuyen a su crecimiento y su karma los compensará con más sabiduría y reconocimiento público; a su vez mejorarán sus contactos y esto redundará en una mayor capacidad para ayudar a quien lo necesite.

Karma 11: "El maestro"

Muchas expectativas genera el portador de este número maestro. Debe manejarse utilizando la intuición y su propia percepción. Está llamado a esparcir conocimiento. Es notable en fundamentos filosóficos sobre la vida y la muerte, lo bueno y lo malo. Se pueden reconocer en ellos los conocimientos que traen de vidas interiores. Tienen una vida pública en la que utilizan sus cualidades de oradores.

Su camino es un permanente aprender a vivir. Intentará vivir de a dos, pero no le será fácil. Resaltará siempre en comunidad por su visión más elevada de las cosas.

Karma 22: "La trascendencia"

Su legado lo convierte en un ser que trasciende las fronteras, primero desde lo material y luego desde lo social.

Inspira respeto y admiración, se destaca por lo elevado de sus logros y la profundidad de sus objetivos. Generalmente supera algún tipo de limitación física o cognitiva que lo hace elevar más aún.

Debe aprender a soñar en grande, plantearse objetivos concretos, ejecutarlos con dedicación y mantenerlos con constancia. Si no vive de acuerdo con estos importantes planteos, desperdiciará su oportunidad y se convertirá en un karma 4, sin demasiadas expectativas.

Contexto