Un niño de dos años estaba en coma y sus padres habían decidido de desconectarlo. Pero momentos antes de que se concretara esa acción el pequeño despertó. La historia ocurrió en 2016, pero la prensa inglesa la dio a conocer ahora.

Dylan Askin, oriundo de Derby en Ingalterra tenía el 80% de sus pulmones cubiertos de quistes y su familia creía que ya era suficiente sufrimiento: decidieron desconectarlo del respirador artificial.

Pero increíblemente, minutos después de tomada esa decisión el bebé recuperó la conciencia. Después de dos años de luchar contra su enfermedad fue enviado a casa donde se recupera rápidamente.

"Creo firmemente que Dylan fue nuestro milagro de Pascua", dijo su mamá, Kerry, a Daily Mail.

En la Navidad de 2015 Dylan fue llevado al hospital Derby Royal con problemas respiratorios: tenía los pulmones colapsados. Encontraron los quistes y después contrajo neumonía bacteriana. Sus pulmones casi no funcionaban. Y así fue que los médicos decidieron ofrecerle a sus padres que le quitaran el respirador.

En Pascuas del 2016 sus padres habían decidido bautizarlo en la cama y acabar con su sufrimiento.

Mientras que los médicos le sacaban su medicación y empezaron a sedarlo, las pulsaciones del niño bajaron a niveles normales. Un día el niño comenzó a moverse y despertó. Dylan pudo volver a su casa en mayo y para julio de 2016, su tratamiento contra el cáncer había terminado.

Dos años más tarde, Dylan pudo vencer la enfermedad y sus padres, Kerry y Mike, dieron a conocer su historia en marco de apoyo a una campaña que la ONG Clic Sargent hizo esta Semana Santa para ayudar a las personas que tienen cáncer.