Información General
Martes 07 de Noviembre de 2017

¿Un pene gigante en medio de una montaña?

Una montañista descubrió la misteriosa escultura antes de llegar a la cima de los Alpes austriacos.

Una de las mayores hazañas para asegurarse el paso a la eternidad es ser el descubridor de alguna construcción recóndita o histórica. Por ejemplo, los primeros en toparse con los Moáis, las famosas y misteriosas estatuas monolíticas situadas en la Isla de Pascua (Chile); con la Venus de Willendorf, la representación prehistórica de la Diosa del Amor conocida por su forma redondeada y exuberante o con el Stonehenge, el enigmático monumento megalítico tipo crómlech de Inglaterra, siempre tendrán la satisfacción de haber sido los primeros en observar unas de las piezas con mayor valor artístico para la humanidad.

Pues bien, Marika Roth, montañista y bloguera, ha tenido el orgullo de haber sido la primera en toparse con un gran falo tallado en el monte Ötscher. Al parecer, la aventurera se encontraba haciendo una ruta por los Alpes austríacos cuando, al llegar a la cumbre, tropezó con una enigmática talla de madera. Al principio, intentó darle vueltas al significado, pero concluyó que se trataba de lo más evidente: una escultura con forma de pene.

Cómo no, orgullosa de su hallazgo, decidió compartirlo con sus seguidores de las redes sociales, en las que colgó una fotografía de la talla con el siguiente mensaje: "Parece que el Ötscher tiene una nueva mascota". La imagen no tardó en hacerse viral y los usuarios de Facebook comenzaron a hacer cientos de especulaciones sobre la figura. Muchos pensaron que se trataba de un montaje fotográfico; otros, que era una campaña publicitaria; pero lo cierto es que los responsables del parque natural han confirmado que se trata de una escultura real, de la que desconocen su origen y su autoría. Sea quien fuere quien decidiera colocar el descomunal falo en una cumbre alpina, lo que inquieta hoy a los internautas es saber qué pasará con la curiosa talla. Según trascendió, los dueños del telesilla de una pista de ski cercana quieren que la estatua se quede en el monte y que se tomen las medidas necesarias para poder conservarla: "Deberían anclar la escultura a la roca. Es el pene", graficaron.